23.7.14

¿CÓMO LIMPIAR PERFECTAMENTE LAS BROCHAS?


Hace unos años mientras leía una entrevista a un maquillador profesional me percaté en la relevancia que tenían las herramientas frente a los productos de maquillaje. Por mucho que tengamos un colorete de la firma Chanel, si hacemos uso de una brocha de mala calidad el resultado final será pésimo, mientras que con una brocha buena podemos aplicar productos de menor gama pero con un final más acertado. ¿El secreto? Hacerse con varias brochas de calidad. ¿Qué profesional utiliza los pinceles que vienen incorporados en las paletas? Ninguno. Por lo tanto, si vas a desembolsar una cierta cantidad de dinero en maquillaje, te recomiendo que empieces comprando brochas de calidad, ya que durarán más años y a la hora de maquillarte notarás la diferencia.

Una vez que tengamos nuestros ansiados cepillos de maquillaje debemos tratarlos con suma delicadeza, ya sea para que duren más tiempo pero, sobre todo y lo más importante, para que estén perfectamente acondicionados. Todos hemos leído artículos acerca de lo prioridad que se debe dar a la limpieza de una brocha, pero muchos lo pasamos por alto y no nos damos cuenta que una mala higiene conlleva desde estropear nuestros productos hasta plasmar infecciones en nuestra piel.  

En esta entrada me gustaría enseñaros cómo realizar una limpieza, óptima y adecuada, de los pinceles de maquillaje. Existen dos formas de limpiar estas herramientas; la de uso diario, por medio del uso de sprays que realizan un lavado superficial pero efectivo. El saneamiento más intenso se realiza una vez a la semana (en mi caso los domingos), es el momento para una limpieza más profunda y exhaustiva.  

Esta sería la forma correcta de limpiar de manera profunda los pinceles de maquillaje. Se necesita:

  Un recipiente poco profundo o un cuenco.
  Un champú para bebés o un jabón neutro
  Un lugar espacioso en el que movernos y tengamos fácil acceso al fregadero 
 Un trapo limpio 

Pasos a seguir: 

1. Comienza eligiendo los pinceles de maquillaje y realiza una limpieza superficial (eliminando las zonas más resistente) con agua tibia. Recuerda que la brocha siempre debe estar boca abajo para que no penetre el agua sobrante en el mango.

2. Llena un recipiente o cuenco con agua tibia e incluye un poco de champú. Mézclalo bien e introduce la punta del pincel en el líquido. También podemos realizar giros del cepillo en la palma de nuestra mano para hacer espuma.

3. Más tarde enjuagamos la punta del pincel con agua corriente y repetimos los mismos pasos hasta que el agua salga clara y la brocha limpia. Nunca laves la parte de metal o madera que une las cerdas con el mango, ya que podría estropearse el pincel. 

4. Como penúltimo paso, utiliza un paño para secar cada cepillo limpio y acomodalo para que cuando se sequen las cerdas queden con su forma de origen.

5. Por último, coloca los pinceles sobre un paño de manera horizontal hasta que se sequen completamente. 


¿Seguís este proceso u otro para tener impecables vuestras brochas?


8 comentarios :

  1. Muchas gracias por este post tan imprescindible.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos consejos Martha. Me ha gustado mucho tu entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Muchísimas gracias por tu comentario.
    Feliz fin de semana
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Un buen post esta perfecto la utilización de productos para eliminar los restos de maquillaje de las brochas , yo utilizo mejor un jabón neutro es menos agresivo, ya que es una de las hermanientas que vas utilizar en el rostro a menudo.
    Un saludo
    www.ymakeupcosmetics.es

    ResponderEliminar
  5. Hola Yolanda;
    Sí, yo también utilizo jabones neutros, para unas prisas están bien los sprays pero para limpieza a fondo, lo mejor un jabón sin aditivos
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Si, normalmente utilizo ese proceso aunque recurro a jabón de coco o jabón de lagarto, sobre todo para las blancas que se toman con algunos colores y así quedan perfectas : )

    ResponderEliminar
  7. Hola Diana;
    A mí me tienta el jabón de coco porque he oído maravillas, tendré que mirar en herbolarios
    Bss

    ResponderEliminar